INDEPENDIENTES CON LISTAS Y SIN LISTAS. Manuel Acuña Asenjo

Manuel Acuña Asenjo

“¡AÚN TENEMOS PATRIA, CIUDADANOS!” El día sábado 23 de enero, a través de la Resolución Nª 0027,dio a conocer el Servicio Electoral de Chile SERVEL las listas de quienes pueden ser, desde ya, considerados candidatos a ‘convencionales constituyentes’ para las elecciones a realizarse el 11 de abril próximo. Esas listas pueden engrosarse en el futuro—aunque no significativamente—, luego que se resuelvan las diversas reclamaciones y apelaciones elevadas al mismo organismo y sobre las que éste deberá pronunciarse en breve.

Dicha información, separada, nada dice en cuanto al futuro de las elecciones de tales ‘convencionales constituyentes’.

Sin embargo, agrupados los diversos sectores, que comprenden las listas, y comparados unos con otros y con el total general, permiten extraer sorprendentes conclusiones. Es lo que nos entrega un breve y acucioso trabajo que acaba de realizar nuestro buen amigo José Luis Valenzuela, publicado hace muy poco, que hemos tenido a la vista para poder elaborar el presente documento[i].

En efecto, en el referido trabajo, José Luis Valenzuela nos advierte que, del total de 1.191 convencionales constituyentes, aceptados ya por el SERVEL para cubrir un cupo de 155 escaños, 537 corresponden, en primer lugar, conjuntamente, a los partidos que integran las grandes coaliciones políticas, a saber, Lista del Apruebo (177), Lista Vamos por Chile (165) y Lista Apruebo Dignidad (177); pero, en segundo lugar, se encuentra el segmento correspondiente a los ‘Independientes en lista’ cuyo total conjunto alcanza a 437 candidatos, número tremendamente elevado, enorme, que parecía casi imposible de alcanzar y que, sin embargo, se ha dado en forma exitosa para cubrir, por sí solo, una cifra levemente más baja que la arrojada por el total de las grandes coaliciones. En tercer lugar,206 se reparten entre partidos pequeños como el Ecologista Verde, Humanista, Unión Patriótica, etc.

El último guarismo está dado por los ‘Independientes con candidatura individual’ que alcanza la cifra de 29 y que, lamentablemente, representa al sector dentro del cual puede producirse la mayor dispersión de votos dado el desigual sistema de representatividad acordado por la ‘élite política’ para frenar el avance de los movimientos sociales.

Antecedentes sobre participación electoral

No existen datos públicos que permitan saber la cantidad de militantes de los partidos políticos a los que la ley exime de ‘patrocinantes’ para la presentación de sus listas. El sistema eleccionario chileno está diseñado para entregar el mando de la nación a los partidos políticos y no a los movimientos sociales, a quienes exige altas cuotas de ‘patrocinantes’ para aceptar sus listas y candidatos; no olvidemos que el adversario de los partidos es la propia comunidad organizada. Tampoco el SERVEL ha entregado antecedentes que permitan determinar el número de ‘patrocinantes’ que apoyaron a los ‘Independientes en lista’. No obstante lo dicho, extraoficialmente, se ha hablado de una cifra cercana a los 500 mil. Si así fuera, la cantidad de independientes que participaron patrocinando a sus candidatos, tanto en lista como en las presentaciones individuales, podría, incluso, superar al número de militantes de los partidos políticos.

En defecto de cifras que pudiesen ayudarnos en ese empeño, hemos recurrido a algunos de los resultados que arrojan las primarias recientemente realizadas. Reconocemos que esta forma de analizar el escenario no es, en absoluto, la más acertada. Sin embargo, nos ayuda a comprender el panorama que se abre ante nosotros. Puede, incluso, mostrarnos una situación que puede resultarhasta favorable para quienes hemos apoyado la presencia de independientes en el proceso constituyente.

Un dato interesante lo entrega la ratificación de Ximena Rincón, como candidata de la Democracia Cristiana a la Presidencia de la Nación: la cifra de participantes, en esa ‘primaria’ partidaria, fue de 27 mil electores, según lo expresara en Televisión la propia candidata; Radio Biobío, no obstante, fijó la cifra en 22.753 votantes[ii].

La Democracia Cristiana es considerada uno de los grandes partidos que existen y, sin embargo, a la luz de las cifras entregadas en cuanto a la participación de su militancia en el referido acto, los miembros de esa colectividad aparecen notablemente disminuidos. Las ‘primarias’ que deberán realizarse en las semanas que se aproximan entregarán cifras que, seguramente, contribuirán a fortalecer estos resultados preliminares. Y, en consecuencia, establecer una estrategia para hacer posible la elección de los independientes.

Sin embargo, otro dato interesante lo proporcionan las primarias realizadas el día domingo 20 de diciembre de 2020 por la alianza ‘Unidad Constituyente’, conformada por la Democracia Cristiana, el Partido por la Democracia, el Partido Socialista, el Partido Radical, el Partido Progresista y Ciudadanos, organización que realizó 65 consultas ciudadanas a nivel nacional, no obstante haber establecido inicialmente que se realizarían en 85 comunas del país; fue, por lo demás,

“[…] el mecanismo adoptado para seleccionar candidatos únicos para alcaldes del pacto en un conjunto de comunas en disputa para las elecciones municipales de abril de 2021”[iii].

Dentro de este evento, en el que votaron 102.207 personas,

“[…] la Democracia Cristiana se erigió como el partido que logró más candidatos, con 28 comunas de las 53 en las que participó. Le sigue el PS con 17 comunas y el Partido Radical, con 13. Más atrás quedó el Partido por la Democracia con 10 comunas y finalmente el PRO con 2 (Pudahuel y Puqueldón)”[iv].

La cifra de participantes para una agrupación tan importante no dejó contento en absoluto a Fuad Chaín, presidente de la DC, quien solamente pudo señalar, a manera de explicación:

“Probablemente no ganamos en el Twitter, pero sí en las urnas. Y creo que eso es una tremenda señal de un partido que vuelve a reconectarse con la ciudadanía, las bases, los dirigentes, las personas, el electorado y que vuelve a recuperar su confianza”[v].

El presidente del PS Álvaro Elizalde se mostró contento y, luego de indicar que la participación había superado los 70 mil votos, agregó:

“La participación superó con creces lo esperado. De hecho, si se comparan las comunas donde se votó este fin de semana con aquellas en que se realizaron las primarias legales para gobernadores, en esta oportunidad participaron más ciudadanos”[vi].

Y, recientemente, el domingo 31 de enero recién pasado, el partido Por la Democracia PPD eligió como su abanderado presidencial a Heraldo Muñoz, ex canciller de Miguel Bachelet en su segundo período, con una votación en la que, según la propia organización

“[…] más de 13 mil personas participaron de la consulta ciudadana”[vii].

Las listas de independientes

En el estudio que nos ha servido de base para la redacción del presente trabajo, hay una referencia a las listas de independientes que nos ha parecido de extraordinario interés.

En efecto, en esas listas, destacan dos de ellasque parecen tener una coordinación a nivel nacional, como lo señala José Luis Valenzuela. Una de ellas es la llamada ‘La Lista del Pueblo’, que figura en 17 distritos  con ese nombre, u otros que son muy similares como, por ejemplo, ‘Elije la Lista del Pueblo’y ‘La Lista del Pueblo Maule Sur’; la otra es la llamada “Independientes por una nueva Constitución” que, al igual de la anterior, figura en 15 distritos también con el mismo nombre u otro similar, como los que se indican a continuación por vía ejemplificativa: ‘Independientes del Norte Grande por una Nueva Constitución’ e ‘Independientes por la Nueva Constitución’.

De los 449 candidatos que lograron incorporarse como tales al proceso constituyente y cumplir los engorrosos trámites colocados por el SERVEL, 206 corresponden a dos grupos de las listas de independientes mencionadas más arriba, coordinados nacionalmente —circunstancia que reviste extraordinaria importancia, pues es un factor que da cuenta del cuidadoso trabajo realizado por las organizaciones sociales en orden a construir estructuras capaces de extender sus acciones a lo largo y ancho del país—; el resto, 243, corresponden a listas que se reparten entre los diversos distritos, además de aquella que se denomina “Organizaciones Sociales y Territoriales del Wallmapu”, vigente para los distritos 22 y 23.

Independientes… ¿Por qué votar por los independientes?

El analista simple tiene la tendencia a considerar la búsqueda de ‘independientes’ como una inequívoca señal de ‘antipartidismo’ por parte de determinados grupos sociales. Nada más torpe y erróneo. El ‘independiente’ no es, ni más ni menos, el mismo que, para el Servicio Electoral de Chile SERVEL, se encuentra definido en el art.5 de la Ley 18.700:

“Los candidatos independientes, en todo caso, no podrán haber estado afiliados a un partido político dentro de los nueve meses anteriores al vencimiento del plazo para presentar las declaraciones de candidaturas”.

Un ‘independiente’, en consecuencia, para el SERVEL, es una persona que no milita en un partido de los que reconoce esa misma institución. Lo que no quiere decir que sea un ‘apolítico’ o un sujeto antipartido sino, más bien, quien no está satisfecho con la labor que realizan las organizaciones políticas más cercanas a su concepción de sociedad, situación que se produce cuando se ha perdido la confianza en las instituciones públicas por reiterados abusos de quienes ejercen los cargos públicos y de quienes están encargados de vigilar el correcto funcionamiento de aquellos.

No puede, por consiguiente, y a pretexto de abogar por la vigencia de los partidos, defenderse la necesidad de volver a creer en estructuras que han devenido en estériles y anquilosadas, y, por lo mismo, se han transformado en lastres u obstáculos para el buen desempeño ciudadano.

Reflexiones finales

Si, en un principio, la aviesa forma de llevar a cabo el proceso constituyente por parte de la ‘élite política’ de la nación, y la inequívoca voluntad de desconocer las legítimas aspiraciones del movimiento social, nos han hecho pensar en la conveniencia de deslegitimar aquel proceso, votando por las listas de independientes —a saber, en estos momentos, por ‘La Lista del Pueblo’ o ‘Independientes Por una Nueva Constitución’—, hoy nos parece, al amparo de las cifras que nos entrega —por una parte el acucioso estudio de nuestro buen amigo José Luis Valenzuela y, por otra, las que muestran los resultados de las primarias que se están realizando en el país y las tendencias que acusan—, que existen fundadas presunciones para suponer que una votación masiva, orientada en la forma antedicha, podría, incluso, entregar resultados bastante favorables a los representantes de los legítimos intereses de quienes, de una u otra manera, logramos elevar nuestra protesta hasta hacernos escuchar un 18 de octubre de 2019. Lo cual, en modo alguno implica dejar de lado la idea precedentemente expresada.

Es la recomendación que nos entrega José Luis cuando nos señala que lo

“[…] primero es votar por independientes fuera de los partidos políticos, única forma de reivindicar el proceso constituyente para la gente. Este proceso es fruto de la movilización popular y debe ser la gente quien lo ratifique en la Convención Constitucional. Los independientes que van en las listas de los partidos políticos han debido adherir a los principios y valores de dichos partidos, y seguramente deberán defender las posiciones de dichos partidos en la Convención”[viii].

Y cuando nos indica que lo

“[…] segundo es concentrar la votación en listas específicas de independientes, de tal manera de minimizar la dispersión y maximizar el número de independientes elegidos como convencionales constituyentes”[ix].

Las consecuencias pueden ser sorprendentes. Y promisorias. Pero eso no quiere decir que las dificultades se han terminado. Ni mucho menos. A ellas nos seguiremos refiriendo en trabajos posteriores.

28/02/2021


NOTAS

[i] Valenzuela, José Luis: “Candidaturas a Convencionales Constituyentes: Una primera mirada”, documento de 26 de enero del presente año, publicado en ‘El Clarín’, el 03 del presente.

[ii] Vega, Matías: “Ximena Rincón vence a Undurraga en primarias presidenciales de la DC con el 60% de los votos”, ‘Radio Biobío, 24 de enero de 2021.

[iii] Moreno, Marco: “Primarias improvisadas: un simulacro de democratización”, ‘El Mostrador’, 21 de diciembre de 2020.

[iv] Redacción: “La DC arrasa en primarias municipales del pacto Unidad Constituyente: votaron 102.207 personas”, ‘El Mostrador’, 21 de diciembre de 2020.

[v] Redacción: “Chaín celebró triunfo de la DC en primarias de Unidad Constituyente: ‘Probablemente no ganamos en el Twitter, pero sí en las urnas’”, ‘El Mostrador’, 21 de diciembre de 2020.

[vi] Redacción: Art. citado en (3).

[vii] Redacción: “Heraldo Muñoz gana primarias y será el candidato presidencial del PPD”, Canal 13, 31 de enero de 2021. La negrita es del original.

[viii] Valenzuela, José Luis: Documento citado en (1).

[ix] Valenzuela, José Luis: Documento citado en (1).

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s