EL HUEVO DE LA SERPIENTE. Jon Kokura

Sea cual sea el final de la guerra, la serpiente nazi incubada en Ucrania rompió el cascarón.

Si le preguntan a usted quién fue Hitler, seguramente se va a despachar con una infinidad de adjetivos calificativos para definir a tan siniestro personaje.

Si le preguntan quien fue Fritz Gerlich, responderá; «No tengo idea».

Periodista que alertó tempranamente contra el nazismo. Pagó con su vida

Fritz Gerlich fue un periodista y escritor alemán que alertó a su país el peligro de Hitler y el partido nazi, 15 años antes de que el caudillo fascista dejara la tremenda cagada en toda Europa.

Fritz Gerlich conoció a Hitler personalmente y se cansó de escracharlo en su periódico Münchner Neuste como el mal bicho que era… Nadie le dio pelota y el periodista pagó con su vida su decidida oposición al líder nazi.

Fue ejecutado por los nazis en 1934, en el campo de concentración de Dachau. Gerlich tenía 51 años.

Cinco años después de su muerte comenzó el horror que tanto denunció. Hitler iniciaba la 2da Guerra Mundial.

En la miniserie de tv «Hitler el ascenso del mal» uno de los personajes es Fritz Gerlich. El periodista que decía la verdad que nadie quiso oír.

A la serpiente nazi hay que aplastarla cuando se está incubando. Una vez que quebró el cascarón, siempre es tarde.

Hace años que el nazismo se ha estado fermentando en Ucrania ante el silencio y complicidad de la Unión Europea.

Se hacen llamar; «Batallón Azov» «C-14» «Patriota de Ucrania» «Pravy Sektor» (sector derecho) «Cuerpo Nacional» «Partido Svoboda» (libertad) etc.

Todos ellos profesan y comulgan la doctrina nazi.

No son «neo nazis». Son nazis y lo declaran orgullosos y desafiantes.

Usted dirá; «Son cientos de locos nada más, no podemos estigmatizar a todos los ucranianos por una patota de nazis que marchan por las calles portando svasticas».

Se equivoca, son miles y miles los ucranianos adictos a la ideología nazi. Y han tenido tiempo y espacio para enquistarse en los altos y medios mandos del ejército de Ucrania.

Por lo tanto son ellos los que cortan el queso en esta guerra.

A Zelenski lo tienen para dar discursos para la tele, unas veces lloriqueando, otras haciéndose el matón del barrio.

Tampoco son locos, improvisados o «nazis rascas» que un día leyeron «Mi Lucha» y al otro se sacan selfies haciendo el saludo fascista.

Los nazis ucranianos tienen una idea sólida de lo que quieren y lo expresan así:

«Liderar las razas blancas del mundo, en una cruzada final contra los untermenschen (sub-humanos) liderados por los semitas» (textual)

La cruzada nazi ucraniana es un movimiento no-vertical. Con varios frentes y líderes, pero con un mismo fin a largo plazo.

Uno de sus líderes es el teniente coronel de la policía de Ucrania (una suerte de Gestapo) Andriy Biletsky. Un nazi de 43 años que a los 22 se graduó con honores en la Facultad de Historia en la Universidad de Kharkiv.

Andriy Biletsky con miembros del Batallón Azov

Y a los 31, en una entrevista que dio el 2010 decía lo siguiente:

Una guerra con Rusia era inevitable, porque la futura «Gran Nación Aria» en Europa, a la que denominó; Eje Báltico-Mar negro. Necesitaba los recursos naturales de Rusia.

¿Le suena gas, petróleo y trigo que hoy están por las nubes…?

En la foto de los arios lindos y blancos el teniente coronel Biletsky incluyó a Irán, porque la gente de la nación persa también son arios… y tienen petróleo. Y también sumó a la selfie a 50 millones de rusos que son blancos y de calidad (textual).

Es decir que 100 millones de rusos quedaron fuera de la foto. No son blanquitos de ojos azules… Mire usted.

El teniente coronel nazi en la entrevista le tiró un palito a Alemania, cuando dijo que los nazis ucranianos no tenían complejo alguno por ser fans de Hitler.

Por eso desfilan por las calles de Kiev gritando; ¡Sieg Heil! (viva Hitler) ¡Hitler Junged! (Hitler eterno) y otros cantos nefastos contra judíos e inmigrantes que por decencia no voy a reproducir.

Que por eso tienen decenas de campamentos infantiles (Azovets) donde se le infecta a los niños la doctrina nazi y se les enseña el uso de armas, tácticas de guerra y disciplina militar.

Esto a vista y paciencia de la Unión Europea, la misma que te mete preso si te ven con el retrato de Hitler bajo el brazo.

Y también ante la mirada pasiva y complicidad de los propios ucranianos, que han permitido que bandas de extrema derecha se adueñe de sus vidas y su país, hasta dejar que inyecten a sus niños con la filosofía racista.

El 90% de los medios de comunicación «occidentales y cristianos». Desde Disney hasta la Wagner, CNN, Fox y los canales de deporte y entretenimiento están en manos de consorcios financieros sionistas. La familia Rothschild, por ejemplo.

La pregunta es: «¿Por qué ocultan, ignoran, disfrazan y hasta aplauden a los nazis de Ucrania…?»

«¿Será porque el negocio es la guerra y no importa pactar con el diablo si es necesario…?»

Según Biletsky, el teniente coronel nazi de Ucrania sus proyecciones de una «Gran nación aria en Europa» son a muy largo plazo.

En un futuro sombrío los niños blancos y rubios de los campamentos nazis azovets serán los que encierren a miles de «sub-humanos» en campos de concentración.

Estamos condenados a repetir la historia…

Alguna vez un periodista, honesto y valiente llamado Fritz Gerlich denunció a Hitler… Cuando Hitler se reunía en una cervecería piojenta con decenas de fascistas que lo comenzaban a admirar.

Cuando la serpiente aún anidaba dentro del cascarón.

A Gerlich nadie lo escuchó. Y pagó con su vida lo que estaba frente a los ojos… Pero nadie quiso ver.

Marzo 18, 2022

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s